Drenaje Linfático Manual (DLM)

El Drenaje Linfático mediante una combinación de movimientos lentos, suaves y rítmicos actúa sobre el sistema linfático, responsable de eliminar las toxinas  y esencial para el buen funcionamiento del sistema inmune del organismo. Contribuye a la eliminación del excesos de líquidos, las sales, así como las grasas que estén acumuladas en el organismo con el fin de desintoxicar el organismo y al mismo tiempo reforzar el sistema inmunológico.

Los beneficios del drenaje linfático manual son numerosos, favorece tanto la salud como la belleza. El drenaje linfático tiene como principal objetivo contribuir a que el organismo pueda protegerse mejor y a que elimine de una manera más efectiva los desechos que origina de forma natural.

 

Aplicaciones

Se puede aplicar en personas sanas, favoreciendo el equilibrio y trofismo de los tejidos corporales, en especial la piel y el tejido celular subcutáneo, así como en personas que presentan algún tipo de patología que afecte al sistema linfático o a otros sistemas corporales.

* Aplicaciones Estética:

            - Deshidratación cutánea.

            - Piel sensible y congestiva.

            - Exceso de secreción sebácea.

            - Arrugas, flacidez, estrías.

            - Recuperación de la elasticidad cutánea.

            - Bolsas en el párpado inferior. Ojeras.

            - Rosácea. Eczemas. Cuperosis.

            - Adiposidad localizada. Celulitis.

            - Piernas cansadas.

* Indicaciones sanitarias:

           - Pre y postoperatorio. La aplicación previa del DLM, favorece el proceso de recuperación y vuelta a la normalidad de las zonas corporales sometidas a cirugía. Después de la cirugía contribuye a la disminución de las molestias del postoperatorio y favorece los fenómenos fisiológicos de regeneración tisular.

           - Linfedema, flebedema, lipedema, edema traumático, edema quirúrgico.

           - Migrañas, estreñimiento.

 

Los principales efectos del DLM:

* Drenante, favorece el drenaje del líquido intersticial, ayudando en caso de retención de líquidos.

* Neurológico, provoca un efecto sedante y relajante. Especialmente indicado en caso de estrés y ansiedad.

* Inmunológico, mejora la respuesta inmunitaria al actuar sobre los ganglios linfáticos, favoreciendo la eliminación de productos de desecho celulares, y facilita la llegada y actuación de los elementos defensivos. Desintoxicación general del organismo.

* Musculares, actúa sobre la fibra muscular lisa de las paredes intestinales, regulando el peristaltismo y tonifica la musculatura lisa de los vasos sanguíneos y linfáticos. También tiene efectos sobre la musculatura estriada, regulando el tono muscular.

 

Contraindicaciones Absolutas:

            - Cáncer no tratado.

            - Infecciones agudas.

            - Trombosis, flebitis y tromboflebitis.

            - Insuficiencia cardiaca.

 

¿En qué partes del cuerpo se puede realizar el drenaje?

Es posible realizar DLM en todas las partes del cuerpo, tales como cara, cuello, nuca, pecho, brazos, zona dorsal, abdomen, piernas y glúteos. Se recomienda en los casos que se quiera tratar padecimientos de celulitis, acné, estreñimiento causado por el estrés diario, así como las varices y para la pérdida de peso.

 

Drenaje linfático y embarazo

Por su parte, el drenaje linfático para embarazadas también se puede emplear como un tratamiento para relajar el cuerpo y la mente, además de que se puede conseguir una sensación de alivio casi inmediato para aquellas mujeres que estén embarazadas.

Mediante el drenaje linfático, se puede ayudar a la eliminación de los líquidos retenidos al mismo tiempo que contribuye a su asimilación, con lo que se consigue que uno de los principales problemas que padecen las mujeres embarazadas desaparezca, nos referimos a la hinchazón. No solo eso, también es útil porque también refuerza el sistema inmunológico, además de que se eliminan las toxinas mejorando la apariencia de la piel precisamente porque se reactiva la circulación sanguínea.

Es muy común que durante esta etapa las mujeres experimenten retención de líquidos, con la consiguiente hinchazón de los tobillos. Con un tratamiento de drenaje linfático para embarazadas se intenta prevenir esta hinchazón.

 

Sesiones

Dependiendo del objetivo final de la terapia y del grado de incidencia de la problemática en la persona, el tratamiento de drenaje linfático deberá ser más o menos intenso y duradero. En este sentido, lo ideal es, como mínimo, someterse a diez sesiones, aunque el número puede aumentar, en muchos casos, será a partir de la sexta sesión cuando se empiecen a ver los resultados.

Lo normal son unas 2 sesiones semanales al principio, para luego pasar a un mantenimiento de una sesión semanal o quincenal

La duración ideal de cada sesión de drenaje linfático también varía en función de cada persona. Una sesión de drenaje linfático dura aproximadamente 45 minutos, es posible, incluso, que haya sesiones que se alarguen hasta las dos horas cuando se realiza un tratamiento pormenorizado y manual de todo el sistema linfático.

 

Precio

* Una sesión de DLM,  30 €.

* Bono de 10 sesiones, 250 €.

* Bono de 15 sesiones, 300 €.